Diferencia entre barnizado y resinado.

deposición de resina

Resinado de pegatinas circulares.

Muy a menudo algunos clientes confunden el concepto de estos dos acabados.

El barnizado es la impresión, normalmente en serigrafía, de un fina capa de barniz transparente, como si fuera una tinta más. Se suele utilizar para proteger las impresiones de offset o resaltar con un tono brillante o mate zonas selectivas de dicha impresión.

El acabado resinado consiste en depositar una resina, normalmente de poliuretano, como si fuera un pegamento. Esto proporciona una capa muy gruesa, de 1,5 mm aprox. que le da grosor y protección a las etiquetas o adhesivos. Se puede realizar, también de forma selectiva imprimiendo en serigrafía una tinta especial para limitar el contorno de la zona resinada.

Es decir, no tiene nada que ver una cosa con la otra aunque los dos acabados ofrecen protección si bien la del resinado es, por su grosor, mucho más eficaz.

En el barnizado, al tacto ,no se nota prácticamente nada, excepto como mucho, que resbala. Mientras que el resinado se puede clavar la uña y recupera ya que el material es un plástico muy grueso, con memoria elástica, que a simple vista parece una lupa. El resinado no resbala y en ocasiones se utiliza como soporte para objetos que no se desea que resbalen, por ejemplo, teléfonos móviles.

Más información en nuestra página viendo los apartados de servicios de resinado, doming, o gota de resina.

Visualice el vídeo:

Vídeo de resinado automático de etiquetas

Vídeo de resinado automático de etiquetas

 

Deja un comentario